El PP gallego amplía su mayoría absoluta en estas elecciones

abc.es

El candidato popular consigue una mayoría abrumadora con 41 escaños, tres más que en los comicios anteriores. Alternativa Galega irrumpe como tercera fuerza y el PSdG se desploma

Alberto Núñez Feijóo ha conseguido una mayoría abrumadora en las elecciones autonómicas de Galicia, frente a un PSOE en ruinas y un nacionalismo dividido. El PP gallego ha conseguido 41 diputados, tres más que en las elecciones anteriores, lo que le permite tener una mayoría absoluta muy holgada en el Parlamento regional, que tiene 75 diputados.

El presidente de la Xunta en funciones (hasta que vuelva a ser investido) y candidato del PP ha comparecido sobre las once de la noche, con el escrutinio ya muy avanzado, para proclamar que había el PP había ganado las elecciones limpia y claramente. Feijóo, acompañado por la ministra Ana Pastor y rodeado de militantes que le han recibido al grito de «presidente, presidente», ha afirmado que mientras algunos piensan que avanzar es separarse, Galicia cree que avanzar en «adelantarse» con medidas para salir antes de la crisis.

La victoria del PP gallego es un triunfo importante para Feijóo, que ha hecho lo que parece casi imposible ahora mismo en Europa, como es arrasar en unas elecciones en plena crisis, desde el poder. Los gallegos han vuelto a depositar en él su confianza y en su proyecto para sacar Galicia de la crisis, antes que el resto de España.

Pero el triunfo de los populares es además un apoyo explícito a Mariano Rajoy. Así lo ha reconodio Feijóo: «Esta victoria sería imposible si tener un gobierno responsable en España». Se trata de la primera mayoría absoluta que consigue el PP desde el 20 de Noviembre de 2011, y se produce después de un año durísimo de ajustes y medidas anticrisis, y justo cuando los sindicatos amenazan con otra huelga general. El resultado gallego es un espaldarazo a las políticas del PP para emprender la recuperación económica, y puede interpretarse como un voto de confianza hacia las políticas de Rajoy.

Por la tarde, las encuestas a la salida de los colegios electorales ya daban una victoria muy holgada para el PP, pero los populares tenían muy reciente el recuerdo de Andalucía y no lanzaron las campanas al vuelo. Ana Pastor fue de las primeras en llegar a la sede de Santiago, muy sonriente y visiblemente satisfecha, pero mantuvo su prudencia.

En cuanto empezó el escrutinio ya se vio que el PP arrasaría, como así resultó con un resultado que iguala al que obtuvo Manuel Fraga en 2001, con 41 diputados. Y si el PP crece, el PSOE sigue en caída libre. De los 25 diputados que tenía ha pasado a 18, siete menos. La campaña socialista ha estado basada en el voto en contra, «contra el PP, contra la derecha, contra los recortes, contra Rajoy…»

El desplome del PSOE, con tan solo 18 escaños, 7 menos que hace tres años, puede arrastrar, ya de manera definitiva, a Alfredo Pérez Rubalcaba, cada vez más cuestionado dentro de su partido. Casi un año después de las elecciones generales ha sido incapaz de recuperar un milímetro del terreno perdido. Más aun, en los comicios el retroceso socialista ha ido a más. En el PSOE se abre ahora una etapa en la que se pondrá en cuestión el liderazgo, pero también, previsiblemente, el proyecto. Y todo pendiente de lo que ocurra en Cataluña en las elecciones de 25 de noviembre. Si se produce la caída prevista del PSC, todo podría precipitarse aun más.

La tercera fuerza política en el Parlamento gallego, con nueve escaños, será Alternativa Galega de Esquerda (AGE), liderada por el veterano nacionalista Xosé Manuel Beiras, que concurre unida a IU y ecologistas. Se trata de una escisión del BNG, con un cabeza de lista que se ha dedicado en la campaña a insultar y calumniar al presidente de la Xunta de Galicia, sin ningún respeto por la institución que representa.

El BNG, con Francisco Jorquera como candidato número uno, sufre el coste de la escisión y se queda como cuarto partido en el Parlamento regional, con siete diputados, dos menos que AGE. Y con una influencia visiblemente menor. Estos son los restos de aquel bipartito que gobernó en Galicia entre 2005 y 2009 y llegó escandalizar a muchos en esta Comunidad con sus despilfarros y repartos del «pastel».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: