El adiós a Suárez reúne a todos los presidentes y fuerzas políticas

suarezelpais.es

El Congreso de los Diputados ha inaugurado los actos de homenaje a Adolfo Suárez con el espíritu de consenso que marcó el proyecto político del primer presidente de la democracia. Todas las fuerzas políticas, los expresidentes y varios mandatarios autonómicos han acudido este lunes a la Cámara baja, donde a partir de las dos de la tarde se espera la llegada del presidente de la Generalitat, Artur Mas, que mantiene su desafío soberanista con el Gobierno. El féretro del exjefe del Ejecutivo ha llegado a la Cámara baja a las diez, recibido por las autoridades del Estado encabezadas por el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. Todos los portavoces parlamentarios, los miembros de las Mesas del Congreso y del Senado y los presidentes de los órganos constitucionales han aguardado en el salón de los Pasos Perdidos la llegada de los Reyes de España y de la infanta Elena, quienes han hecho su entrada a las 10.30 en punto, los tres vestidos de riguroso luto.

Tras el presidente del Gobierno y los presidentes del Congreso y del Senado, el primer saludo ha sido el de los expresidentes Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero. Los tres han entrado en coche en el Patio de la calle Floridablanca, donde les esperaban Rajoy, y su esposa, Elvira Fernández, los presidentes del Congreso y del Senado, Jesús Posada y Pío García Escudero, y los del Poder Judicial: el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, y el del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos.

En medio del salón está expuesto, y ahí quedará hasta mañana a las diez de la mañana, el féretro de uno de los padres de la democracia española, sobre el que se ha extendido una bandera de España. Las paredes de la sala están tapizadas de coronas de flores de todas las instituciones. A las 9.30 el Gobierno ha celebrado un Consejo de Ministros extraordinario para aprobar la concesión del Collar de Carlos III al primer presidente de la democracia (1976-1981).

Ha sido el Rey quien ha colocado el collar, la máxima condecoración que concede el Gobierno, sobre el féretro. El hijo mayor de Suárez, por su parte, ha llevado el Toisón de Oro, máxima condecoración de la Casa del Rey, que don Juan Carlos entregó personalmente al expresidente en 2008. El Monarca expresó ayer en un mensaje de vídeo su “gran dolor” y “permanente gratitud” hacia Adolfo Suárez. También hoy, antes de abandonar el Congreso ha lamentado la muerte de su “amigo leal”: “Es una gran pena”, ha dicho antes de meterse en el coche y regresar a La Zarzuela. Los Reyes y la Infanta Elena, que han enviado, como los Príncipes, tres coronas de flores al Congreso, han permanecido unos 25 minutos en la capilla ardiente, donde han dado el pésame a los hijos del expresidente. Esta tarde, a las 15.00 horas se espera la llegada de don Felipe y doña Letizia, que esta mañana han viajado a Bilbao para asistir al funeral del exalcalde Iñaki Azkuna, junto a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. La infanta Cristina, apartada de la vida oficial de la Casa del Rey desde la imputación de su marido en el caso Nóos, no ha acompañado a los Reyes. La Zarzuela ha suspendido todos sus actos institucionales durante los tres días de luto oficial por la muerte de Suárez. De hecho, los reyes de Bélgica, que tenían previsto viajar a España este martes, han aplazado su visita. El próximo lunes asistirán al funeral de Estado.

El público, varios centenares de personas, en su mayoría mujeres, entre los que se cuentan numerosos jóvenes, está accediendo a la capilla ardiente del Congreso, a través de la Puerta de los Leones, desde del mediodía. La cola, pasadas las diez de la mañana, llegaba hasta el Banco de España.

El protocolo de los actos, que el Parlamento, La Moncloa y La Zarzuela preparan desde el sábado, contempla el traslado del féretro el martes por la mañana hasta la catedral de Ávila, donde se celebrará una misa córpore insepulto. Posteriormente, Suárez será enterrado en el claustro de la catedral cerca del presidente del Gobierno en el exilio durante la II República, Claudio Sánchez-Albornoz, y hasta allí se trasladarán los restos de su esposa, Amparo Illana, fallecida en 2001.

El Boletín Oficial del Estado ha publicado este lunes el decreto que declara tres días de luto oficial, en el que se aplicará el protocolo habitual, por el que hasta el miércoles todas las banderas de los edificios públicos ondearán a media hasta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: