La Ponferradina regresa a Segunda División

Foto: sdponferradina.com

marca.es

  • Las decisiones del colegiado fueron muy protestadas por ambos equipos
  • El Tenerife acusó la ansiedad que le generó el marcador de la ida
  • El Heliodoro lució un colorido de Primera
  • La Ponferradina se convierte en el quinto club que asciende a la categoría de plata en los últimos años tras enfrentarse al Real Madrid en Copa

La Ponferradina ha cerrado con éxito su objetivo principal en un año. Un discutible penalti que transformó Yuri acabó con las esperanzas de un Tenerife ansioso ante el marcador de ida. En la polémica jugada, los de Quique Medina se quedaron en inferioridad numérica por la expulsión de Kitoko. La sentencia la puso Didac mientras que el tanto del honor tuvo la firma de Kiko Ratón.

La temporada entera pasaba en 90 minutos por un Heliodoro a reventar. De la hora de la verdad se despidió de pie el conjunto de Claudio Barragán. Más bien dando saltos de alegría, a corderetas. Por su parte, el cuadro chicharrero se despide de un sueño cargado de necesidad cabizbajo, enfadado con el árbitro y con un excesivo peso del resultado de ida en la espalda.

El equipo tinerfeño saltó a un escenario con traje de Primera con energía mal dirigida. Los primeros minutos fueron de color berciano. Las prisas de los de Medina se elevaron por encima de su fútbol traduciendo la obligación de marcar en un puñado de balones largos que buscaban a Perona y Aridane sin éxito. Con el paso del tiempo, el Tenerife se fue haciendo al partido y la Ponfe se vio obligada a dar un paso atrás. En ese contexto, la ocasión más clara pasó por las botas de Chechu, que estrelló en la madera un centro-chut.

La jugada de la sentencia
Tras el tiempo de reflexión llegó el instante que determinaría el devenir del encuentro. La enésima caída del partido en el área fue interpretada por el colegiado como pena máxima. Yuri definió con maestría, Kitoko fue expulsado y el Tenerife acabó por desquiciarse.

Después del primer tanto el duelo no tuvo más historia. Sólo dos jugadas merecen rescatarse: el disparo de Didac desde la frontal para subir el segundo al electrónico y la maniobra con la que el veterano Kiko Ratón anotó el gol de la honorabilidad.

En definitiva, la Ponferradina se lleva el objetivo compartido de regresar un año después a la categoría de plata del fútbol español. Un logro que volverá a ser el punto sobre el que girará el nuevo proyecto que reclama el Tenerife. La coherencia deportiva y el impulso de una gran afición son los escalones sobre los que debe subirse el histórico club canario.

Foto: sdponferradina

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: